Torta de chocolate sin harina


En días de frío intenso pienso en chocolate, y el pasado fin de semana quise preparar un postre en donde el chocolate fuera el protagonista, que fuera contundente y sin harina.

Por qué no sustituir la harina por avellanas molidas, o por qué no cambiar el azúcar blanco por azúcar rubio. Así lo hice y el resultado fue un éxito: una torta con aroma a avellanas, compacta y cremosa a la vez.

Según el tiempo de cocción que le demos obtendremos dos resultados diferentes: uno será cremoso y el otro será más liviano. Y es que básicamente lo que estamos haciendo es cocinar una mousse en el horno. Yo decidí retirarla en su punto más cremoso, como les muestro debajo en la foto.

Recomiendo que la coman en su máximo esplendor, tibia, y con helado o crema batida.


Ingredientes

Rendimiento: 8 porciones

3 huevos
100 g azúcar rubio
120 g manteca
140 g chocolate semiamargo
100 g avellanas procesadas a polvo
1 pizca de sal
1 cda cacao amargo para decorar

Opcionales:

  • 1 cta de esencia de vainilla, o 2 cdas de café espresso, o 2 cdas de alguna bebida como Cointreau, Triple Sec, etc.
  • Ralladura de 1 naranja


Preparación:

Precalentar el horno a 180°.

Enmantecar una tortera desmontable de 22 cm de diámetro, y forrar su base con papel manteca.

Fundir juntos a baño maría o en microondas, la manteca y el chocolate picado, e ir revolviendo hasta obtener una preparación lisa. Reservar.

Batir los huevos con el azúcar a punto letra, o hasta que el batido espese y tome color pálido.
En este punto agregar la mezcla anterior de chocolate, la pizca de sal y las avellanas procesadas.

Si quieren agregar un saborizante de los opcionales, éste es el momento para hacerlo e integrar todo enérgicamente con una espátula o batidor. Personalmente prefiero el café ya que tiene la virtud de realzar el sabor del chocolate.

Verter en la tortera preparada y hornear por aproximadamente 30 minutos dependiendo de cada horno, pero para que quede con una textura más sequita deberán probar insertando un escarbadiente hasta que éste salga seco.

Dejar enfriar, desmoldar con cuidado y espolvorear con cacao amargo.

Notas: 

  • Pueden sustituir las avellanas por almendras molidas.
  • También se puede sustituir el azúcar rubio por azúcar blanco.
  • Notarán que al salir del horno la torta pierde volumen, pero es normal por la falta de harina.
  • Es fundamental que la torta se enfríe por completo antes de trasladarla a un plato para evitar que se quiebre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario