Volcán de chocolate para Denise


Esta receta se la dedico a alguien de mi familia, a Denise, quien es fan de este postre y le gusta la cocina tanto como a mi.

Quizás sea uno de los postres más pedidos en restaurantes, y la magia que se produce al cortarlo hace pensar en algo complicado. ¡Pero no! Solo es necesario un horno a alta temperatura y no distraerse.

La primera foto podría haber sido la del plato armado, pero nada más tentador que esta imagen...

Los hice en un agasajo a mi padre y serví dos opciones: uno acompañado con helado de maracuyá, pistachos caramelizados y frutillas, y otra versión con helado de vainilla, peras en almíbar y crumble de especias.

De todas formas, el protagonista es el volcán de chocolate, por lo que solo o con helado de vainilla queda perfecto.


Precisarán moldes de flan individuales (como los que se usan para armar los timbales de arroz) que deberán enmantecar y enharinar.

Ingredientes:

4 huevos
4 yemas
1 cda azúcar
225 g chocolate semiamargo (puede ser chocolate para taza)
225 g manteca
1 cda harina

Preparación:

Derretir la manteca junto con el chocolate. Puede ser en el microondas, calentando de a 30 segundos y revolviendo para que no se queme, o a baño maría.

Por otra parte batir los huevos y las yemas junto con el azúcar por 10 minutos o hasta que espumen y tomen color claro. Agregar la mezcla de chocolate derretido y mezclar hasta que esté totalmente integrado. Por último, añadir la harina tamizada.

Disponer en los moldes bien enmantecados y enharinados, hasta 3/4 partes de su capacidad, y llevar a la heladera por espacio de 1 hora como mínimo.

Hornear a 180° - 200° por aproximadamente 12 minutos. Algo que nos indica que están prontos es cuando los bordes levantan y se notan cocidos, pero el centro está algo hundido.

Desmoldar con mucho cuidado directamente sobre el plato y servir.

Tips:
  • Pueden hacerse con anticipación y guardar en la heladera de un día para el otro, bien tapados con papel film. Otra opción es congelarlos y usarlos en el momento que tengan un antojo.
  • Es importante desmoldarlo en el plato de postre, ya que si lo trasladamos corre riesgo de romperse. Son muy frágiles.
  • Si el primero se rompe no se desanimen, aun estarán a tiempo de llevaros al horno nuevamente por un par de minutos más. 
Espero que lo puedan hacer y, sobre todo, Denise se luzca.




2 comentarios:

  1. Me encantó. No solo el plato, su presentación, la exquisitez que provoca el sólo mirarlo, sino el amor que hay puesto en él. Dicen que los grandes sabios no guardan sus secretos, los comparten, pues solo el verdadero alquimista puede con amor convertir el plomo en oro. El resto, intentaremos hacerlo lo mejor que podamos! ja.- Te felicito por tus logros Mariana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué lindas palabras! La cocina se trata de eso, de compartir. ¡Muchas gracias por tus comentarios!

      Eliminar